20 de abril de 2010

Salmón ahumado

Delicioso!! mejor que el comprado sin duda, a parte de que cunde mucho más y sale más barato! Dedico la entrada a Tamara y a Anita, dos grandes amigas a las que quiero un montón que me dieron la idea para cenitas y entrantes ligeros. Va por ustedes!!

Ingredientes:
  • 1 lomo de salmón fresco (puede ser congelado para evitar anisakis, pero hay que descongelarlo sin prisas en la nevera)
  • sal y azúcar a partes iguales (yo le puse 150g de cada)
  • 2CS colmadas de eneldo
Preparación:
  1. En un bol mezclar el azúcar, la sal y el eneldo. En una fuente cuanto más pequeña mejor pero en la quepa el salmón estiradito se pone una cama de la mezcla.
  2. Se coloca el salmón encima (si tiene piel con ésta para arriba) y se cubre con el resto de la mezcla procurando que quede bien cubierto por todos lados.
  3. Se tapa con film de cocina, se pone peso encima (yo le puse unas latas de coca-cola) y se mete en la nevera 2 días.
  4. Se saca, se tira el caldillo que suelta, se recoloca la mezcla con una cuchara para que el salmón quede cubierto y se mete un día más tapado con film y con peso encima.
  5. Se saca, se le quita la costra, se lava bien bajo el chorro de agua fría, se seca con papel de cocina y está listo para consumir.
Notas: Más fácil imposible! Para cortarlo bien finito se puede congelar o bien se corta con un cuchillo jamonero al vies. Se conserva estupendamente en la nevera envuelto en film o en una bolsa de las de congelar. Yo aconsejo ir cortándolo segun se va consumiendo para que no se reseque.

Tallarines con salsa de champiñones y gorgonzola

Estoy un poco perdidilla ultimamente... no me lo tomeis en cuenta, tengo rachas en que estoy un poco baja de ánimo y ni me apetece cocinar, ni escribir, ni nada! pero nada preocupante, eh? se me pasan pronto.

Ingredientes (para 4 personas):
  • 500g de tallarines
  • aceite/sal/pimienta negra
  • 250 - 300g de champiñones enteros cortados en cuartos (en octavos si son muy grandes)
  • 1 cebolla muy picada
  • 3 ó 4 lonchas de bacon cortado en tiritas o tacos
  • 1CS de harina
  • 1 chorretón de vino para guisar
  • 200ml de caldo de verduras
  • 150g de gorgonzola
  • parmigiano para rallar por encima

Preparación:

  1. En una olla ponemos agua a hervir. Cuando rompa el hervor añadimos un pellizco generoso de sal y los tallarines. Cocemos destapados a fuego vivo hasta que la pasta esté al dente (normalmente lo pone en el envase).
  2. Mientras ponemos una sartén grande o wok a calentar. Cuando esté salteamos el bacon unos minutos hasta que empiece a soltar grasilla. Añadimos los champiñones, un poquito de sal y pimienta y salteamos hasta que suelten el agua y se doren. Reservamos en un plato.
  3. En la misma sartén añadimos un chorrito de aceite y sofreimos la cebolla con un poquito de sal hasta que se ponga rubia (unos 5 minutos). Añadimos el bacon y los champiñones y lo salteamos todo un par de minutos.
  4. Espolvoreamos por encima la harina y la tostamos unos minutos para quitarle el sabor a crudo. Añadimos el vino y de seguido el caldo de verduras. Removemos con una cuchara de madera para que no haga grumos y dejamos cocer la salsa 5 minutos o hasta que reduzca un poco y tome color oscuro. Apagamos el fuego y añadimos el queso gorgonzola cortado en trozos para que se funda con el calor residual. Meneamos un poco la sartén o wok para que se integre todo.
  5. Servimos los tallarines, la salsa por encima y queso rallado al gusto. Un poco de verde (en este caso perejil) siempre viene bien para adornar.

Notas: La pasta casi siempre triunfa y éste plato se hace volando, no tiene mucha complicación y la combinación de los champiñones con el queso azul está buenísima. Como quería que fuese ligero sustituí la nata por la harina más caldo de verduras pero el que quiera un plato un poco más consistente ya sabe...

3 de abril de 2010

Patatas Hasselback al micro con grill

Son un acompañamiento sabroso y original, otra manera distinta de hacer las patatas, con la ventaja de que en el micro las tenemos en 10 minutos. Mi microondas tiene función grill y la verdad es que lo agradezco para éstas cosas, vivo sola y no me merece la pena encender el horno para hacer una o dos patatas!
Ingredientes:
  • 1 patata normal ó 2 pequeñas por persona
  • sal gorda/pimienta negra/aceite de oliva
  • especias al gusto (yo usé tomillo, orégano, romero y ajo en polvo)
  • unos trocitos de mantequilla

Preparación:

  1. Lo importante de éstas patatas es el corte, que tienen que ser finos y perpendiculares, lo que permite que la patata se quede crujiente por arriba y jugosa y asada por abajo. Lavamos muy bien las patatas. Pinchamos una brocheta como a 1cm de uno de los lados de la patata para que al cortar nos haga de tope. Probé con dos palillos chinos pero me pareció más práctico ésto (más abajo hay fotos de ambas técnicas).
  2. Hacemos cortes finos, quitamos la brocheta y las ponemos con cuidado sobre una fuente o plato de cristal. Echamos un chorrito de aceite de oliva por encima, salpimentamos ligeramente y las metemos al microondas al 100% de potencia durante unos 5 minutos.
  3. Las sacamos y como las rodajas se habrán separado un poquito salpimentamos ligeramente de nuevo y especiamos. Metemos de nuevo al microondas con potencia baja y conectamos también la función grill para que se vayan tostando por arriba a la vez que terminan de hacerse durante otros 5 minutos.
  4. Sacamos, repartimos unos pedacitos de mantequilla por encima y controlamos si están bien hechas (sobretodo por la parte de abajo). Si no se meten unos minutos más en función grill-microondas y si lo están las metemos solo con función grill un par de minutos más para que la mantequilla se deshaga y terminen de dorarse por encima.

Notas: Se pueden tunear de mil maneras metiendo entre las rodajas casi de todo: jamón serrano, queso, hojas de laurel, sobrasada, las especias que queramos, ajo majado, pan rallado, etc. Éstas patatas toman su nombre del restaurante Hasselbacken en Estocolmo donde se hicieron por primera vez en 1955 para lograr acortar el tiempo de cocción.

Otra opción es hacerlas al microondas e ir encendiendo el hornoa 200ºC arriba y abajo, cuando estén medio asadas (unos 7 minutos), se sacan, se especian, se les pone la mantequilla y se meten al horno en una bandeja en la 2ª ranura empezando por arriba hasta que se doren (unos 15-30 minutos dependiendo del tamaño de las patatas).

2 de abril de 2010

Solomillo de cerdo con salsa de naranja

Simplemente delicioso. El contraste de sabores es espectacular, a parte de las patatas claro, que nunca las había hecho así y me han parecido originales y prácticas ya que se pueden tunear de mil maneras. Aunque son conocidísimas en el mundo bloguero en el próximo post explico como las he hecho yo; de momento, vamos con el solomillo.
Ingredientes para la salsa de naranja (para 4 personas):
  • 1 1/2CS de azúcar glass
  • 1CS de vinagre
  • 100ml de agua
  • 1CP de concentrado de carne (usé Bovril)
  • 1CS rasa de maizena
  • 1 ó 2CS de agua (para disolver la maizena)
  • 3 naranjas de zumo

Ingredientes para el solomillo (para 2 personas):

  • 1 solomillo de cerdo
  • 1 ajo muy picado
  • sal gorda/pimienta negra/especias al gusto (yo puse cebolla en polvo,cilantro seco, perejil seco, romero, tomillo, comino molido, mostaza en polvo y un pellizquito de azúcar)
  • unas 3CS de aceite de oliva

Preparación:

  1. Empezaremos por la salsa: hacemos el zumo con las naranjas. En un cazo ponemos el azúcar a calentar. Cuando empiece a dorarse añadimos fuera del fuego el vinagre. Seguidamente añadimos el zumo, el agua y el concentrado de carne. Removemos bien, tapamos el cazo y dejamos cocer 10 minutos a fuego lento. En un bol pequeño o vaso desleimos la maizena con el poco de agua, lo incorporamos a la salsa y la dejamos cocer un par de minutoshasta que espese un poco. Reservamos.
  2. Ponemos a calentar una cazuela amplia a fuego fuerte. Mientras esparcimos sobre la tabla de cocina la sal, la pimienta, el ajo y las especias. Embadurnamos el solomillo con las 3 cucharadas de aceite y lo hacemos rodar sobre la tabla para que se quede pegado el adobo.
  3. Doramos bien el solomillo dándole la vuelta frecuentemente para que no pierda la forma (se puede bridar si se quiere pero no hace falta) y cuando esté bajamos el fuego al mínimo, tapamos la cazuela y dejamos que termine de hacerse bien por dentro dándole vueltas de vez en cuando (como unos 10 - 15 minutos). Estará hecho cuando no se note blando al presionar por el centro.
  4. Sacamos el solomillo y lo envolvemos en papel de plata mientras terminamos la salsa y así lo mantenemos caliente y quedará más jugoso porque damos tiempo a que los jugos se redistribuyan.
  5. Echamos en la cazuela un poco de agua para desglasar el fondo rascando con una pala de madera para desprender lo tostadillo. Añadimos la salsa del cazo, removemos y dejamos que tome calor de nuevo.
  6. Cortamos el solomillo en medallones y salseamos por encima, poniendo el resto de salsa en una salsera para que cada unos se sirva lo que quiera.

Notas: la salsa está sacada del libro 1080 recetas de cocina (y es que no me canso de este libro! vale pa un roto y pa un descosío!).

1 de abril de 2010

Mermelada de kiwi


Ingredientes:
  • 500g de kiwi ya pelado
  • 400g de azúcar
  • 1 limón bien pelado (sin nada de parte blanca) y sin pepitas
Preparación:
  1. En una picadora ponemos todos los ingredientes y trituramos más o menos según queramos que queden con trozos o totalmente pasado.
  2. Lo ponemos a hervir en un cazo a fuego medio y desde que empiece a hervir contamos 30 minutos.
  3. Hervimos un tarro grande con su tapa en agua unos 10 minutos para esterilizarlo.
  4. Vertemos la mermelada en el tarro, cerramos y lo ponemos boca abajo para que haga el vacío.

Notas: muy fácil de hacer y con un sabor bastante original. Unos truquis que tengo en un libro que me parecen cuanto menos curiosos:

  • Para que al cocer la mermelada no haga espuma hay que pintar el cazo con glicerina (nunca lo he probado)
  • Para cocer no se puede usar cacharros de aluminio o cobre porque reacciona con el ácido (naranjas, limones...), mejor acero inox.
  • Para evitar la formación de moho hay que escoger fruta que esté en ambientes secos (si la fruta retiene humedad puede producir moho) y cuanta mayor proporción de azúcar lleve mejor (lo mejor es que lleve de un 50 a un 60%)
  • Algunas frutas gelifican mejor que otras dependiendo de la cantidad de pectina que tengan. Mucho: grosellas, manzanas. Normal: frambuesas, ciruelas, albaricoques. Poco: peras, fresas, cerezas, moras. Teniendo esto en cuenta se pueden hacer buenas combinaciones como: manzanas y moras, grosellas y fresas, peras y ciruelas...
  • Las mermeladas bien preparadas se distinguen por tener el caldo claro, color brillante y un buen sabor. Hay que usar fruta fresca y madura, aunque la pectina se encuentra en mayor cantidad en la fruta poco madura.

31 de marzo de 2010

Quiche de pollo y calabacín

En realidad es de aprovechamiento total, es lo bueno que tienen estas tartas saladas, que con cuatro cosas que tengas en la nevera, nata y huevos tienes un entrante o una cena apañada y muy vistosa.
Ingredientes (entrante para 8 o cena para 4 personas):
  • 2CS aceite de oliva
  • sal/pimienta
  • 1 pechuga de pollo
  • 1 calabacín grandecito
  • 3 lonchas de bacon
  • 2 cebolletas con parte verde
  • unos 60-70g de queso rallado
  • 1 plancha de masa quebrada (yo comprada en el Lidl)
  • 200ml nata para cocinar
  • 3 huevos
  • queso de cabra (para decorar)
  • nuez moscada molida

Preparación:

  1. Untar con el aceite de oliva la pechuga de pollo, salpimentarla y cortarla en dados. Picar las cebolletas, el calabacín y el bacon.
  2. Calentar un wok o sartén grande a fuego alto. Cuando esté a punto saltear el bacon hasta que suelte grasa y se empiece a dorar. Añadir las cebolletas y saltear durante unos minutos. Cuando empiecen a tomar color agregar el pollo y el calabacín, corregir de sal y pimienta y saltear todo junto unos minutos hasta que el pollo se dore (no importa si queda un pelín crudo, luego al hornear la quiche terminará de hacerse). Reservar.
  3. Precalentar el horno arriba y abajo a 180ºC.
  4. Colocar en el fondo de un molde bajo (mejor si es desmontable aunque no es imprescindible) un círculo de papel para horno. Colocar en él la masa y hornear "en blanco" 5-7 minutos. Para ésto ponemos sobre la masa un trozo de papel de horno y repartimos unos garbanzos o alubias por encima para que la masa no suba.
  5. Mientras en un bol batir los huevos e ir añadiendo la nata mientras se bate para que se integre bien. Salpimentar y añadir un poco de nuez moscada. Añadir ésta mezcla al salteado junto con el queso rallado, remover un poco y repartirlo sobre la masa a medio hornear.
  6. Colocar por encima unas rodajitas de queso de cabra y meter al horno unos 25 - 30 minutos o hasta que se dore y al pinchar en el centro con un palillo salga limpio.

Notas: comer mejor tibia (o incluso del tiempo, fría de nevera tampoco) que caliente porque se asientan un poco los sabores. Yo la hice con esto pero realmente se le puede echar de todo, pescado, gambas, verduras, carne... teniendo la precaución de saltear bien los alimentos que contengan mucho agua (calabacines, carne, champiñones, etc) para que la masa no se quede correosa. Si se hace de cena acompañar de una ensalada verde y listo.

24 de marzo de 2010

Torrijas de leche

Receta típica de cuaresma en la que a parte de aprovechar el pan sobrante se utilizaba para llenar al comensal y quitarle las ganas de comer carne. Se servía antiguamente con chatos de vino y hay varios tipos, los más comunes son las de leche y las de vino y después de fritas hay quien las baña en almíbar o las rocía con miel. Yo las he hecho como las hacía mi madre, remojadas en leche y rebozadas en azúcar y canela.
Ingredientes (para unas 15 torrijas):
  • una barra de pan especial para torrijas (o pan de miga compacta como candeal) de la víspera
  • 1 litro de leche
  • 3CS azúcar
  • la piel de medio limón
  • 1 palo de canela
  • 3 huevos
  • aceite para freír
  • azúcar con canela para rebozar

Preparación:

  1. Estando el pan duro se corta en rebanadas de unos 2cm de grosor y se acomodan en una o dos fuentes hondas en una sola capa.
  2. Se pone en un cazo la leche, el palo de canela, las cucharadas de azúcar y la piel del limón. Cuando esté a punto de hervir se retiran la canela y la piel del limón y se vierte por encima del pan para que se empape. Se dejan a remojo unos 3/4 de hora.
  3. Cuando el pan esté blandito se baten los huevos como para tortilla en un plato hondo y se prepara una fuente con papel de cocina.
  4. Se calienta el aceite en una sartén hasta que esté a punto. Con una espumadera se cogen rebanadas de pan, se rebozan en el huevo batido por ambas caras y se fríen hasta que se doren, primero por un lado y con cuidado para que no se rompan se les da la vuelta con la espumadera para que se doren por la otra cara. No freír muchas a la vez para que no se amontonen y el aceite no baje de temperatura.
  5. Se van sacando a la fuente y cuando se ha quitado el exceso de aceite se rebozan pásandolas por un plato de azúcar con canela.

Notas: Para conservarlas hay que meterlas ya frías en la nevera. Están buenas de postre, para desayunar o para merendar y aunque tienen un aporte calórico elevado son más sanas que los bollos industriales por lo que una vez al año no hace daño.

21 de marzo de 2010

Muffins doble chocolate

Tiernos, con sabor intenso a chocolate, trozos de chocolate por dentro y el crujiente de las nueces... muy fáciles de hacer, se ensucian pocos cacharros, se hacen en 22 minutos y gustan a casi todo el mundo... no se les puede pedir más! una delicia para el desayuno o la merienda gracias al blog de Mila Kassapian.

Ingredientes (salen 14-15 muffins):
  • 280g de harina
  • 140g de azúcar
  • 2CP de levadura (tipo royal)
  • 45g de cacao en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 1/2CP de bicarbonato
  • 1 huevo
  • 1CP de extracto de vainilla
  • 65g de mantequilla derretida
  • 240ml de leche
  • 150g de gotas de chocolate (o chocolate picado en trocitos)
  • 60g de nueces picadas toscamente

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 165ºC arriba y abajo. Si tiene aire se puede conectar ya. Engrasar y enharinar un molde para muffins o bien meter en cada hueco un moldecito de papel.
  2. En un bol grandecito poner todo lo seco: la harina, el azúcar, la levadura, el cacao, el bicarbonato y la sal. Revolver todo con un tenedor hasta que el color sea más o menos uniforme.
  3. Añadir todos los líquidos: el huevo, la leche, la vainilla y la mantequilla. Con el mismo tenedor integrar todo un poco; no hace falta batir, tiene que quedar grumoso.
  4. Añadir el chocolate en trozos y las nueces. Terminar de incorporar todo removiendo lo justo.
  5. Con una cuchara ir repartiendo la masa por los moldes hasta 3/4 partes de su capacidad. Hornear unos 22 minutos o hasta que al pinchar el centro con un palillo salga seco.
Notas: con un vaso de leche fría estan de vicio, aunque con un café calentito también. Para conservarlos meterlos en una bolsa de plástico como las de congelar y bien cerradas aguantan varios días (si llegan, que no es mi caso, que han durado menos que un caramelo en la puerta de un colegio!).
Related Posts with Thumbnails